¿Cómo gestionar la vuelta de tus trabajadores tras las vacaciones?

Bienvenido septiembre y con ello el fin de las vacaciones de verano.

Para la gran mayoría de los trabajadores estas fechas, son de reincorporación al puesto laboral y vuelta a la rutina. Para muchos de ellos, esto no supone un mayor problema que volver a adaptarse a sus quehaceres diarios mientras que, para otros, supone el inicio del ya conocido “Síndrome postvacacional

Se trata de un trastorno adaptativo que, tras un periodo de menor actividad o estrés, el hecho de volver a activar las alarmas y ser capaz de responder al alto número de exigencias que supone la vuelta a la rutina laboral, concluye con una sensación de angustia, desorden y estrés en el trabajador.

Existen diferentes medidas para mitigar los efectos negativos de la vuelta a la rutina laboral. Es por ello por lo que, además de las que pueden llevar a cabo los propios trabajadores, desde Bitwork queremos enseñaros algunas de las medidas que se pueden llevar a cabo dentro de la organización para poder mitigar desde el principio la aparición de dicho síndrome en los trabajadores.

Contar con una jornada de verano intensiva:

Un punto fundamental a la hora de iniciar el periodo vacacional es contar con una jornada intensiva durante la época estival. Esta jornada, dependiendo de la empresa, puede alargarse desde el mes de junio hasta el mes de septiembre. No obstante, cada empresa lo gestiona y lo alarga o acorta dependiendo de sus características y necesidades.

Desde Bitwork somos conscientes que alargar la duración de este tipo de jornadas ayuda favorablemente tanto a la conciliación familiar a lo largo de los meses de verano, como a la readaptación de los empleados tras la vuelta de sus vacaciones.

Contar con medidas que apoyen la conciliación:

Gracias a la jornada intensiva y a las vacaciones de verano, la conciliación y vida familiar se ve exponencialmente incrementada. Es por ello por lo que, a la hora de volver a la rutina la compañía puede implementar ciertas medidas que ayudarán a que el cambio no sea tan drástico.

Una de las soluciones que se pueden instaurar dentro de la compañía es la de la implantación de diferentes modalidades de trabajo, entre ellas, implantar el teletrabajo como medio de conciliación familiar.

Además, desde Bitwork apoyamos y fomentamos la adaptación de las empresas a jornadas de trabajo cada vez más flexibles, con el objetivo de motivar al trabajador dentro de la compañía.

Contar con beneficios sociales:

Contar con un buen incentivo económico es siempre una buena idea, aunque no la única. Cada vez es más importante para el trabajador tener en cuenta los servicios gratuitos que se pueden ofrecer desde la empresa, con la finalidad de mejorar la calidad de vida y trabajo de nuestros empleados.

Algunos de estas ventajas de las cuales el empleado puede aprovecharse, pueden ser los cheques restaurante o los cheques guardería.

Incentivar la actividad al aire libre:

Una vez iniciada la vuelta a la rutina, una buena práctica que ayuda a incentivar a los trabajadores, se basa en realizar actividades en equipo fuera del ambiente laboral.

Con ello consigues despejar la mente de tus empleados, y mejorar las relaciones dentro del equipo de trabajo con el objetivo de aumentar su motivación, compenetración y socialización dentro de la empresa.

Desde Bitwork, somo conscientes de lo que implica la vuelta a la rutina tras unas vacaciones de desconexión. Es por esta razón, que os incentivamos a que cada uno ponga de su parte para que la adaptación a la vida laboral en septiembre sea lo más fácil y productiva posible.

Deja un comentario