El salario emocional como estrategia clave de atracción y fidelización de talento

Contar con una remuneración adecuada a la categoría y actividades del trabajador, así como ofrecer incentivos por los objetivos y méritos alcanzados son normas básicas que toda empresa debe seguir.

Sin embargo, la sociedad ha evolucionado exigiendo, cada vez más, mejores condiciones y compensaciones por parte de la empresa.

El salario que reciben los trabajadores a final de mes deja de obtener el valor suficiente, si no se ven acompañados de incentivo no económicos que acompañe y mejoren las condiciones del empleado dentro de la empresa.

A esto le llamamos: Salario emocional

Pero ¿En qué consiste el salario emocional?

Este concepto está asociado a cualquier tipo de retribución positiva no monetaria. La estrategia principal del uso de este tipo de incentivos es la de atraer, motivar y mejorar el ambiente y productividad del equipo de trabajo.

Es un concepto que favorece positivamente en la mejora de la imagen empresarial y la percepción que logran obtener los trabajadores de su propia empresa.

Existen gran variedad de formas en las que ofrecer dicho salario emocional. Se pueden ofrecer acciones orientadas al crecimiento profesional del trabajador dentro de la empresa, a la conciliación familiar, la salud mental, e incluso al reconocimiento por méritos realizados.

No hace falta irnos muy lejos

En España encontramos gran variedad de empresas que ofrecen este tipo de beneficios a sus trabajadores.

Un claro ejemplo de ello es Mercadona, cuyos centros logísticos cuentan con guarderías propias que les facilita la conciliación entre la vida laboral y familiar.

Y Bravent, consultora tecnológica, que cuenta con una jornada reducida de 4 días mediante la cual permite la conciliación, descanso y bienestar de sus trabajadores. Al igual que un plan de carrera específico para cada uno de los empleados, con el objetivo de que crezcan profesionalmente.

El salario emocional ¿Por qué implementarlo en tu organización?

Entendiendo la definición del concepto, es importante conocer la importancia de este tipo de retribuciones no económicas.

Somos conscientes de que el salario emocional es importante para todos los trabajadores. Sin embargo, se convierte en una estrategia esencial cuando nos referimos a las nuevas generaciones.

Esta generación de trabajadores tiene otras prioridades y deseos. Según estadísticas oficiales el 21% de los millennials han cambiado de trabajo a lo largo que va de año. Mientras que el 26% espera poder cambiarlo una vez finalice la crisis sanitaria.

Son una generación que tiene como objetivo crecer profesionalmente sin dejar de lado su vida familiar y de ocio. Es por esta razón, que la fidelidad de los trabajadores aumenta exponencialmente a medida que las empresas implementan medidas efectivas para abarcar las necesidades de estos trabajadores.

  • Conciliación
  • Inclusión
  • Diversidad
  • Sostenibilidad
  • Crecimiento
  • Actualización

Anímate a atraer y retener el talento en tu empresa

Nos encontramos en una nueva era. Una etapa en la que la demanda de procesos ágiles, flexibilidad laboral y el trabajo en base a objetivos están a la orden del día.

Es por ello por lo que nuestra responsabilidad como empresa se basará en poder facilitar y ofrecer estas estrategias de remuneración no monetaria con el objetivo de poder atraer a ese talento joven que lo solicita.

Deja un comentario